La robótica y el panorama que se vislumbra para el futuro

La evolución de la robótica cada día avanza a grandes pasos, aunque esto es el futuro, a su vez va a ser la causa de otros problemas en la sociedad, como una tasa de desempleo muy elevada. Para muchas personas, tal vez es una idea que no tiene lógica, sin embargo, es interesante voltear a ver un poco la historia y poder obtener una conclusión en base al conocimiento.

Revolución industrial en el mundo

La Revolución Industrial fue la consecuencia de un proceso de transformación en aspectos importantes como lo económico, lo social y lo tecnológico. Este proceso inició en el Reino de Gran Bretaña durante la segunda mitad del siglo XVIII, décadas posteriores se extendió a Europa Occidental y la América Anglosajona, para finalizar entre los años 1820 y 1840.

La principal característica de ésta revolución fue la experiencia de pasar de una economía basada en actividades de índole rural, donde el comerciante, y aquellos que dominaban algunos oficios como el cerrajero, el agricultor eran los protagonistas, a una economía urbana basada en la industrialización y la mecanización de los procesos.

Es cierto que fue muy efectiva y eficiente, pero acabó con siglos de una mano de obra manual y el uso de la tracción animal, para ser reemplazados por maquinaria que podían cumplir las mismas funciones, pero mejoradas.

Y… La Revolución de inteligencia artificial

Hasta el presente, los avances de la robótica no han ocasionado graves pérdidas, de hecho durante el siglo XX, cada empleo en el que el personal fue reemplazado por una máquina, fue creado al menos un nuevo empleo, sin embargo la tecnología continúa avanzando, es posible que en algún momento el avance tecnológico pueda superar la creación de nuevos empleos, y por lo tanto, la tasa de desempleo pueda incrementar.

Es importante recordar que las habilidades se los seres humanos se dividen en dos grupos de habilidades, las físicas y las cognitivas. Al inicio de la llegada de las máquinas, la competencia fue dirigida hacia las capacidades físicas, la velocidad y la fuerza al momento de realizar alguna actividad.

La capacidad cognitiva aún no era razón para preocupaciones, pero cada día la inteligencia artificial avanza, y está comenzando a superar esta magnífica habilidad humana.

Es probable que en el futuro se generen nuevos campos de trabajo para los humanos, seguramente en ingeniería informática para el desarrollo de nuevas tecnologías, o en áreas en las que el valor humano sea una condición, sin embargo, al igual que en la economía, la oferta y la demanda influyen en gran medida en el campo laboral.

Es decir, en la medida que la inteligencia artificial abarque más empleos humanos actuales, serán generados nuevos empleos, pero en algún momento ésta alternativa presentará límites, y sólo podrán ser ocupados por personal con una amplia y muy ejemplar preparación.

Esto a su vez va a traer otras consecuencias desde el punto de vista social, se marcarán dos posibles situaciones, las exigencias académicas serán mayores para poder optar a los nuevos empleos, y aquellos que no tengan la capacidad económica o cognitiva para los estudios, buscarán otras alternativas para obtener los recursos para su propia supervivencia.

Es por ello que es necesario evaluar y aplicar medidas preventivas, para evitar que un futuro que se dirige a un gran desastre en la humanidad sea ejecutado.